17 septiembre, 2014

Lady Rebel.











· Vestido corte camiseta/T-shirt dress: Forever21. | · Camisa/Shirt: Pull&Bear. 
· Biker: Blanco (old). | · Botas/Boots: Parfois.


Versión #1 del vestido de corte camiseta gris de Forever21. 
Soy más buena que el pan, pero siempre me ha gustado aparentar lo contrario. Tal vez por eso siempre me he sentido atraída por el estilo rockero. Esta chaqueta ya os la había enseñado en mi post "Biker" sobre chicos malos. (Breve inciso para suspiro. ¡Aaaai... Johnny Depp!). ¿Nunca os ha pasado que lo que lleváis puesto os cambia de pronto el humor u os hace sentir de un modo diferente? Con esta biker de tachuelas, me siento invencible. Como si todo me diese igual, porque una fuerza interior inexplicable me hace estar por encima de todo. Ella es, por así decirlo, mi antidepresivo favorito. Y todas sabemos que hay días en que necesitamos insuflarnos ánimo como sea y con urgencia. 
Las que me sigáis en Instagram sabréis que últimamente he venido quejándome de mi falta de tiempo. Por desgracia, sigue siendo así. He ido empalmando días sucesivos de esos en los que el Universo para estar en tu absoluta contra y todo (o casi todo) me sale mal. En fin, como dice mi padre: "¡Fuerza y coraje!". El caso es que, a pocas semanas del comienzo del curso universitario, he decidido ponerme muy en serio con el carnet. Y como si cuidar un bebé, llevar una casa, escribir un blog, subir vídeos a YouTube y sacar el carnet no fuera suficiente, he emprendido (como la mayoría sabréis) mi andadura con la firma de cosmética Avon. ¡Como líder, además! Too much. No está entre mis planes rendirme a la primera de cambio, pero sí ser realista. Mi verdadero trabajo es terminar la carrera, así que muy probablemente optaré por ser tan sólo distribuidora. No es el dinero lo que me mueve (gracias a Dios), así que voy a permitirme el lujo de disfrutar de "mi trabajo" y tomármelo con calma. Estoy muy contenta con mis compañeras y con los productos Avon y todo lo que este trabajo me aporta. Lo cierto es que me ha servido mucho para airearme, para ponerme al día de las tendencias en cosmética y para conocer gente nueva maravillosa. Estamos formando un grupo de chicas jóvenes que me encanta. Esta misma tarde voy a reunirme con una vieja compañera de instituto (¡Qué tiempos aquellos!), para hablar sobre la posibilidad de que entre a trabajar con nosotros. Y, como ella, algunas más. Es genial poder reencontrarse con buenas personas a las que hace tiempo que no ves, ya sea por haches o por bes. 
Así que en ello sigo. Tratando de encontrar mi equilibrio. Este fin de semana tenemos una boda muy importante para nosotros, de la que espero poder enseñaros algunas buenas fotos (si la emoción del momento no provoca que me olvide por completo de sacar la cámara de fotos de su funda). Aún no he decidido ni qué hacerme en el pelo... Sé que son minucias, pero un montón de minucias pueden hacer una montaña y, por momentos, me siento desbordada. Septiembre está siendo un mes muy intenso. Sé que, viéndome en la necesidad de dedicar menos tiempo a algo, he decidido hacerlo en el blog y, por ello, os pido perdón. Tengo un montón de posts y vídeos pendientes en mente, pero necesitaría días de 48h para poder llevarlos a cabo. Una vez más y para no variar, os pido paciencia. La semana próxima viene cargada de un montón de eventos súper interesantes y emocionantes para mí. ¡Y seguro que para vosotras también! Pero, no, no me tiréis de la lengua. Voy a guardarme la sorpresa y "cerrar cremallera" Jajaja.


¡FELIZ SEMANA Y BESOS EN LA NARIZ A TODOS!

05 septiembre, 2014

Deco inspiration. Vol. I

Muy bien. Básicamente, lo que haremos será esto. Cada semana subiré un post de inspiración deco con un dormitorio matrimonial, un dormitorio infantil, un baño, una cocina, un comedor, un despacho o "espacio para pensar", como me gusta llamarle y tal vez un recibidor o un espacio exterior, según se tercie la cosa. Así que ahí va el primero: Vol. I.









Para quienes no lo conozcan, este es el llamado estilo industrial vintage. Mi rotundo favorito. Nacido en el Nueva York de los años 50, cuando las antiguas fábricas en desuso comenzaron a ofertarse como viviendas económicas, se ha convertido en una de las tendencias más potentes e 'inn' del panorama de la decoración actual. Hormigón pulido, maderas envejecidas, ladrillos con restos de pintura, metales desgastados y elementos de decoración vintage, se convertirán en tus mejores aliados para lograr su estética. Siempre he pensado que las paredes de pintura pizarra le confieren un ambiente muy familiar a un hogar, además de resultar muy práctico para anotar recetas o la lista de la compra, a la par que divertido, por las dedicatorias que te encuentras el día después de una cena con amigos en casa. El estilo industrial deja cabida al caos, pues él mismo parece una especie de caos ordenado que nos da cierto margen de alivio por no vernos obligados a tenerlo todo impoluto y ordenado para que la casa se vea bonita. Cuando pienso en este estilo decorativo, imagino todos los "trastos" de mi hijo tirados por el salón y, cuantos más cacharros por el medio imagino, más bonito me parece. Nuestra vida, sobre todo si la vivimos con niños, es puro desorden y revolución. Esto es precisamente lo que convierte una casa en un hogar. No se puede desordenar lo que ya de por sí parece desordenado y caótico, así que lo industrial me parece de lo más familiar. Ni una sola silla de diseño igual o mismo color en toda la casa, restos de pintura, mantas sobre los sofás y butacas, cestas llenas de cosas por el suelo con las que tropezar, mesas con ruedas de metal desgastado que mover de un lado al otro de la habitación, maletas vintage llenas de juguetes, baberos y chupetes... 
No sé vosotros, pero yo me siendo súper identificada con estas pretendidas fábricas abandonadas en las que el estilo industrial puede convertir nuestras casas. Veo caos, imperfección y desorden ordenado. Tres características que creo que a todos, en mayor o menor medida, nos definen. 

03 septiembre, 2014

Black&Pailettes.






· Blusa/Blouse: Zara (sales). | · Shorts lenceros/Lingerie shorts: El baúl de Elsa (tienda local, Pontevedra). | · Sandalias/Sandals: Zara.



¡Menudos días de infarto! Estoy que no paro. Entre la casa, cuidar de mi bebé, sacarme el carnet y el blog, apenas tengo tiempo para nada. Acabo cada día agotada, pero muy satisfecha y feliz. ¡Y más que lo voy a estar! Porque, además de continuar con mis estudios, he decidido embarcarme en un proyecto que me ilusiona mucho y que vendrá a darle un montón de contenido y un enfoque nuevos a Iblogit. 
Os cuento. El caso es que con motivo del éxito que han tenido los tutoriales de maquillaje, le he estado dando vueltas a una forma de estar más en contacto con los últimos productos y tendencias y he decidido dar el salto con Avon y me he hecho distribuidora, ¡y líder! ¡Madre mía! Yo que iba sólo con la idea de poder ofreceros los productos que use en cada tutorial de un modo más sencillo y directo y resulta que han visto en mí el potencial necesario para poder llegar a formar incluso mi propio grupo de distribuidoras. Apenas he empezado hoy a tomar contacto con la casa, pero he estado echándole un ojo al catálogo y hay un montón de cosas que quiero pedir ya y empezar a probar. En cuanto vaya teniendo las primeras cositas en mi poder, os las iré enseñando y os contaré mis primeras impresiones. Y a partir de ahí, ¡lo que surja! Tenía muchas ganas de encontrar un modo de estar en contacto con la moda y la belleza que me resultara compatible con mi situación actual y, por el momento, veo este nuevo proyecto muy asumible. En próximos vídeos os daré más detalles, pues aún estoy pendiente de asistir a algunas reuniones más, iniciar mi formación y ver cómo me desenvuelvo.
Hasta entonces, os traigo un post de inspiración en moda con una blusa preciosa de lentejuelas de la que me he enamorado durante estas últimas rebajas. Aún no he tenido la ocasión de ponérmela, pero no aguantaba más sin enseñárosla. Es súper cómoda, de atar al cuello y, como veis, muy estilosa y sexy. Una prenda perfecta para una perfecta noche de verano. Los shorts lenceros los compré durante el invierno de mi embarazo, porque en esta clase de prendas encontré a mis grandes aliados para seguir sintiéndome guapa y cómoda, por la cintura elástica. Y las sandalias las compré como excusa de una boda que tenía a finales de junio, pero por su color plateado son 100% combinables y ponibles. Me gusta comprar para los grandes eventos, cosas a las que luego les pueda seguir dando uso. De lo contrario, me siento como tirando el dinero. E ir mona, sí. Pero, con sentido común, que no está el horno pa' bollos, como suele decirse, ¿no?
El viernes volveré con un post de inspiración deco, a petición de una personita de Instagram muy ilusionada por decorar su nueva casa. ¡Enhorabuena, Ana!


Y, hasta el viernes, 
¡sed felices y besos en la nariz a todo el mundo!

02 septiembre, 2014

Always basics.

¡HOLA, POR FIN!

Bienvenidos todos a un nuevo VÍDEO IBLOGIT. Sé que lo anuncié ayer (y ese era el plan), pero mi pobre conexión de wifi rural hizo lo que pudo y hasta las 00.07 no ha podido subirlo a YouTube. No puedo culparla, ¡suficiente hace ya! Lo importante es que ya está aquí y cambiando "Feliz lunes" por "Feliz martes", todo está bien.
Como os cuento en el vídeo, hoy os traigo las prendas básicas de mi armario sin las que ya no podría vivir. Entre ellas destacan H&M, Mango y Forever21, con alguna aportación tiendas locales y alguna de las tiendas del gigante Inditex. Durante los meses de rebajas de verano, os he enseñado en Instagram algunos paquetes que me han llegado a casa y en su mayor parte, contenían las prendas que os enseño hoy.






Me encanta aprovechar las rebajas para comprar básicos a buen precio. Desde que tengo a Fabio, la comodidad prima siempre a la hora de escoger qué ponerme y con estos básicos me siento genial y me veo guapa. Lo que más me gusta es que con sólo cambiar de complementos, un mismo básico puede llegar a transformarse de un outfit a otro, como es, sobre todo, el caso de las camisetas básicas. Sólo un collar puede hacer pasar una camiseta blanca de "Bah..." a "Wow!". Los complementos, como a la mayoría de nosotras, me pierden. Cuando estoy con Fabio se hace difícil llevar grandes collares puestos, porque le llaman mucho la atención y cada vez que le cojo en brazos o le doy el bibe, se le van las manos todo el tiempo. Los collares babero de estilo boho con monedas o abalorios plateados colgando, me chiflan. El problema es que "de tal palo, tal astilla" y a Fabio también le vuelven loco. Es muy, muy divertido al principio, porque se le ilumina la cara cuando me los ve puestos y empieza a darles golpecitos a los abalorios que cuelgan para hacerlos sonar. Pero, al cabo de un rato, mamá se cansa de tanta expectación y se lo acaba sacando. ¿Qué no haríamos por ellos, verdad?
En cuanto a los pantalones de Mango, no me los quito de encima, aparte de porque me encantan y son casi como no llevar nada puesto de lo ligeritos y frescos que son, porque no tienen cremalleras, ni botones, ni costuras rígidas, entonces me siento más cómoda y tranquila cogiendo a Fabio y durmiéndole encima de mí con ellos puestos. Si es que cuando os digo que la maternidad te cambia desde la punta de los dedos de los pies hasta el último pelo de la coronilla, no miento. Hasta en la forma de vestir me ha influído. ¿A las que sois mamis no os ha pasado? Y, de ser así, ¿en qué forma lo ha hecho?

Bien, sin más dilación os dejo el vídeo que completa esta entrada, que podréis ver justo AQUÍ.


¡Sed felices y besos en la nariz a todos!